Archivo de la categoría: La alegría apostólica

La alegría apostólica

No se puede  ser testigo del Evangelio,  cuando la tristeza se apodera de nosotros.

Publicado en La alegría apostólica | Deja un comentario