SI NO VEO A DIOS EN EL OTRO… Mc 7,31-37 (2)

Mientras no cambiemos nosotros, por mucha atención que reciban los que sufren, no ha llegado el Reino de Dios, ni para nosotros ni para ellos.

               

Esta entrada fue publicada en MARCOS. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario