Y YO OS DIGO… (8)

Recuerda siempre,  que Dios no tiene labios propios; él besa a través de los labios de otro. No tiene manos propias; te abraza mediante las manos de otro.

                    

Esta entrada fue publicada en Y yo os digo.... Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario