GAUDETE ET EXSULTATE (6)

Hace falta luchar y estar atentos frente a nuestras propias inclinaciones agresivas y egocéntricas para no permitir que se arraiguen:

           

Esta entrada fue publicada en Alegraos y regocijaos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario