Y YO OS DIGO… (3)

La semilla tiene que confiar en que el árbol nacerá.

Con todas sus dudas, miedos, inseguridades, angustias, ansiedad —a pesar de todo ello—, la semilla tiene que confiar en que le árbol va a tener lugar. Es un salto hacia la fe.

                       

Esta entrada fue publicada en Y yo os digo.... Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario