UNA ALEGRÍA DIFERENTE Jn 15, 9-17

¿Qué ha podido ocurrir para que la vida de los cristianos aparezca hoy ante muchos como algo triste, aburrido y penoso?

       

Esta entrada fue publicada en JUAN. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario