(3) La oración como don

 En todo hombre hay un abismo infinito que solamente puede ser llenado por algo infinito e inmutable, es decir, solamente por Dios mismo.

Captura de pantalla 2014-02-02 18.08.44

descarga_ppt

Esta entrada fue publicada en Catequesis de la Oración. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s