Mc 4,35-40 (CONTEXTO)

No tiene ningún sentido preguntarnos hoy si los evangelios nos hablan de milagros                                                     (tal como los entendemos hoy).

     

 

                

 

 

En Junio de 2015 realicé dos trabajos con  texto de Fray Marcos, que se encuentran en el apartado PASAJES EVANGÉLICOS – MARCOS –     ¿Quien es éste?  Mc 4,35-40  y    ¿Quien es éste? Mc 4,35-40  Aplicación.

La riqueza  del texto  me ha permitido  hacer tres nuevos PowerPoint que espero complementen y enriquezcan a los anteriores (pese a las inevitables duplicidades de algunos de los textos).

Publicado en MARCOS | Deja un comentario

GAUDETE ET EXSULTATE (8)

La parresía es sello del Espíritu,  testimonio de la autenticidad del anuncio.

                        

Publicado en Alegraos y regocijaos | Deja un comentario

Y YO OS DIGO … (5)

Las Bienaventuranzas son canciones que Dios canta por medio de Jesús.

Jesús te está dando, lo que él está recibiendo.

                     

Publicado en Y yo os digo... | Deja un comentario

CON HUMILDAD Y CONFIANZA Mc 4,26-34

Lo primero que han de saber, los seguidores de Jesús, es que su tarea es sembrar, no cosechar.

                           

Publicado en MARCOS | Deja un comentario

GAUDETE ET EXSULTATE (7)

  Es tanto lo que recibimos del Señor, «para que lo disfrutemos» (1 Tm 6,17)

     

Publicado en Alegraos y regocijaos | Deja un comentario

LA FUERZA SANADORA DEL ESPÍRITU Mc 3,20-35

El hombre de hoy se resiste a la profundidad. No está dispuesto a cuidar su vida interior.

                       

 

NOTA:  Todos los  catequistas que estén interesados en la serie ALABADO SEAS  en modo manual, solo tienen que pedirlo, mandando un mensaje a:                                  maizengrano@gmail.com

Publicado en MATEO | Deja un comentario

Y YO OS DIGO… (4)

El hombre de las cavernas no pudo contribuir con los Diálogos platónicos, las sinfonías de Beethoven, las pinturas de Leonardo da Vinci o la poesía de Rabindranath Tagore.

                  

Publicado en Y yo os digo... | Deja un comentario